Friday, August 17, 2007

Vidas que fueron blogs

Anoche estaba leyendo Papeles que fueron vidas, uno de los mejores libros de Cunqueiro, y trataba de imaginarme cómo sería ese proyectado viaje a Mondoñedo con los amigos del blog para rendir homenaje al Borges gallego. Todos en bici o en un mini-bus o en una de esas furgonetas hippies de marca Volkswagen estilo Scooby-Doo, bebiendo albariño, diciendo tonterías y recitando a Villon (bueno, esto último casi que no hace falta).
Lástima que Portorosa, el mayor cunqueirista del Reino (nombrado "organizador del viaje" por aclamación popular), no pudiera acercarse a Santiago el otro día, a compartir con nosotros vinos, paseos, pulpos, conversaciones y libros, entre otras muchas cosas. Sin duda, ya habrá otras ocasiones para repetirlo...
Contaba Mabalot en el otro post que le hacía gracia que le hubiésemos llamado por su pseudónimo bloguero en esto que llaman la vida real. A mí me pasó lo mismo cuando el otro día, en su casa, se acercó a la cocina y le dijo a K., su mujer:
-No, café no. Conde-Duque y yo vamos a tomar un oporto...
La Esfinge y yo, que esperábamos sentados en el sofá del salón, nos sonreímos. "Ya soy Conde-Duque", le dije.
Pasado mañana me voy de Galicia. Pasado mañana llego a Roma. Me esperan allí tres semanas de supuesta felicidad (y los que soléis leerme ya os imaginaréis por qué). Tengo un cuadernito rojo en el que escribiré todo, y cuando digo "todo" es TODO: todo lo que vea, todo lo que intuya, todo lo que piense, todo lo que sepa... De vez en cuando me pasaré por aquí y os pondré un trocito, y alguna foto, claro.
Además de las estupendas comidas o las inéditas vistas desde los tejados de la Catedral, este año me llevo de Galicia unos grandes amigos que supongo que ya tenía.
Papeles que fueron vidas. Vidas que fueron papeles. Vidas que fueron blogs.
PD: Don Porto, ya puedes ir organizando la romería/peregrinación a Mondoñedo para el año que viene...

10 comments:

Mabalot said...

En Santiago tienes tu casa. La encantadora Esfinge y tú. Así que para cualquier escapada aquí estamos.

Ha sido un placer. Hay que organizar lo de Mondoñedo. Disfruta mucho en Roma, ya nos contarás.

Mabalot said...

Ah, y lo del nombre es la costumbre. Más de una vez he hablado de Conde-Duque en mi casa, y Conde-Duque era Conde-Duque. Cuando os presenté, ya ves, dije; Este es Conde-Duque, y Tal...

Ahora, quizá, ya eres ese Tal, lo que viene a ser lo mismo, pues ya están unidos los dos nombres, y Conde-Duque es como una especie de apellido o mismamente un título nobiliario...

Portorosa said...

¡Ay, qué lástima no haber podido ir!

Pero, en fin, contad conmigo: el año que viene, peregrinación (o romería, por Conde) a Mondoñedo, con postración ante don Álvaro, paseo silente por las rúas del pueblo y comida abundante en un sitio frecuentado por cazadores. Ya queda dicho.

Conde, buen viaje, y que todo resulte tan bien como esperas.
Un abrazo.

memento said...

Es curioso, pero sí, la vida "real" se mezcla con la "cibernética". A mi también me ha pasado eso de llamar por un nick a una persona que he conocido. Supongo que es inevitable.

nán said...

La primera vez que estuve en Roma me emocionó (todavía no sé por qué), el Ara Pacis.

Ahora que el moderno aire sucio estaba echando abajo lo que había aguantado veinte siglos, el trabajo de envoltura protectora de Richard Meyer me parece magnífico.

Y la exposición sobre la obra de Valentino tiene algo de teatro romano y de coro ¿griego? que impresiona.

Claro que no soy arquitecto, ni me interesa la moda. Solo que a veces veo algo que me anima.

desconvencida said...

Me alegro de que vayas a Roma como me contaste... espero que disfrutes día a día de esas tres semanas, y nos hagas una buena crónica de tu estancia. ¡Buen viaje!

Anonymous said...

Saluti a tutti desde Roma!!! Por aqui todo fenomenal, la verdad. Ya os ire contando.
Maçana si puedo os escribo un post de llegada a Roma...
Conde

Mabalot said...

Buenas, Conde, cuéntanos cuando puedas. Venga, feliz estancia en el paradiso...

memento said...

Ya había visto suficientes muestras como para saberlo, pero ahora, viendo tu Flickr, me reafirmo: eres un buen fotógrafo. O al menos, a mi me gustan las fotografías que haces. Es otra forma de expresarse, además de mediante la palabra.

Anonymous said...

you have a rapid hosting