Monday, November 01, 2010

Nuevas colecciones de bolsillo

Random House Mondadori dio el pistoletazo de salida con su maravillosa colección DeBolsillo de canto morado y ha obligado a otras editoriales a ponerse a la altura de los tiempos mejorando diseños, materiales y producción. Sólo por eso hay que estarles eternamente agradecidos. Alianza Editorial, que para mí tiene el mejor catálogo de la historia editorial española, renueva su colección de bolsillo con nuevos diseños a cargo de Manuel Estrada, que supera con nota la difícil prueba de continuar la labor del mítico Daniel Gil. Además, el resultado mejora infinitamente la anterior colección en cuanto al diseño de interiores y a la composición material del libro: encuadernación, pegado, etc. Antes siempre se resquebrajaban, se carcomían, se despegaban, se nos rompían en pedazos al doblarlos... Y Planeta, por su parte, ha resucitado la colección Austral, con muchos títulos de Destino en su haber, mejor publicados. España ha entrado, por fin, en la era de la edición de bolsillo de calidad.
Pongo un ejemplo de cada: Juventud, de Coetzee (DeBolsillo). Cuentos, de Poe (Alianza Editorial). El testimonio de Yarfoz, de Sánchez Ferlosio (Austral).
Lo único que sobra es, claramente, la frase promocional de Rosa Montero para vender a Ferlosio. (¡¡¿?!!) Siempre tiene que haber algún listillo metiendo la pata...

6 comments:

Bernardinas said...

De acuerdo salvo en dos cuestiones: no sé el papel de la nueva colección de Austral qué tal aguantará. Lo encuentro muy flojo, se alabea al calor de la yema del dedo. En cuanto a la nueva colección de Alianza, el diseño sigue sin gustarme. Lo prefiero a las portadas con cuadros de otros (una portada es siempre una nueva ocasión para el arte), pero lleva una línea estética homogénea para una colección de extraordinaria heterogeneidad. Eso es lo que más me gustaba de Daniel Gil, que adaptaba su estética al contenido del libro, y que cada portada era una pequeña interpretación del libro. Aquí veo diseño moderno, pero no eso que podríamos llamar 'diálogo con el texto'. Por lo demás, la frase de Montero, además de una tontería, es un engaño.

conde-duque said...

No sé, supongo que es cuestión de gustos. A mí me encantan las cubiertas (y las contracubiertas) de Manuel Estrada que he visto por ahora, aunque no son muchas: Salinger, Poe, Marx, Dickens. Supongo que otras no me gustarán tanto, como me pasaba tb con Daniel Gil. Pero el interior es mucho más diáfano, más limpio, ¿no? Por no hablar del pegado.

En cuanto al papel de Destino, la verdad es que no me he fijado. Todavía no me he comprado ninguno, aunque al hojearlos en la librerías no me di cuenta. Soy tan fan de los libros de bolsillo (simplemente porque LEO MEJOR EN BOLSILLO) que hasta me planteo comprarme el Yarfoz que ya tengo en tapa dura, porque sé que lo leeré mejor, lo disfrutaré más.

Saludos.

Miguel Baquero said...

Qué barbaridad, lo de la frase digo. Y si aun dijera algo...

Anonymous said...

Xin chao cac bac, em la thanh vien moi. xin chao moi nguoi

Usoz said...

A mí las cubiertas de Estrada me parecen una versión infantilizada de las de D. Gil. No sé si en esto estoy solo, pero estoy más que harto de cubiertas con fotos en blanco y negro, o con clásicos de la pintura que parecen salidos de un antiguo museo de arte de detrás el Telón de acero. Todos estos libros de bolsillo causan mareo. Se nota a la legua que están "diseñados" por unos listillos para que los compre gente que no lee (en su gran mayoría). Cuanto más tipográfica o más geométrica una cubierta, mejor.

conde-duque said...

Cuestión de gustos, Usoz.
A mí me encantan las fotos antiguas para novelas en las que venga a cuento, como la de Coetzee que he puesto.
El exceso de "diseñadoritis" tampoco me gusta. Depende del caso.
Lo que importa es el libro, que es una cosa que sirve para ser leída. (por dentro)