Friday, September 12, 2008

Fetichismo

Nada de tópicos: ni tacones de aguja ni ligueros ni tangas ni uñas pintadas ni culos de jeans.
Frente al famoso biquini, prefiero mil veces el bañador entero; a ser posible, mojado, y que se despegue de la piel en el instante mágico -eterno- de unas décimas de segundo.
La melena húmeda por las mañanas y ese olor a champú, a limpio. Pantalones de amazona y el botón de la blusa a punto de estallar a la altura del pecho.
Supongo que mi fetichismo es demasiado soso y romanticoide: zapato plano, falda por la rodilla, rebeca, media melena, carmín y pendientes de perla. Todo junto. Y si van unidos a unos ojos verdes... la perdición.
Resumiendo: las rubias de Hitchcock, las presentadoras del telediario y, sobre todo, Ingrid Bergman. Ah, y no me gusta nada Carla Bruni.
Que venga Freud y nos juzgue.

12 comments:

ANABEL said...

Bueno a cada uno le pone lo que le pone, y a ti te va Rebeca.

José Manuel Benítez Ariza said...

Lo que no entiendo muy bien es lo de las presentadoras del telediario. ¿Lo dice porque, a veces, se convierten en princesas?

Diarios de Rayuela said...

Es usted un aristócrata pervertido, divino Conde.

conde-duque said...

Hola a todos.
La verdad es que no sé por qué habré escrito este post tan malo esta mañana (el tema da para mucho más). Tenía prisa y llevaba tantos días sin actualizar...
He añadido unos enlaces para "ilustrar" mis gustos.
En justa correspondencia deberíais destapar vuestras perversiones o fetichismos por aquí, digo yo.

Anabel, tú lo has dicho. Aunque Joan Fontaine es quizás la musa de Hitchcok que menos me atrae...

José Manuel, lo de las presentadoras de telediario es simplemente que me gustan mucho: me parecen -en general, no todas- muy atractivas. Puede ser que, aparte de que sean guapas, el papel de bustos parlantes de ojos fijos (mujeres de témpano, como las de Hitchcok) le añada cierto morbo o glamour.
Letizia no es mi tipo, no; no me acaba de convencer...
Por cierto, buscando ahora páginas sobre el tema veo que somos muchos los fans de las presentadoras de telediario. Incluso nuestro amigo Juanjo (Efímera.org) ya le dedicó una entrada hace años:
http://www.efimera.org/anotaciones/pues-mira-que-bien

Diarios, supongo que mis perversiones son demasiado normalitas... Sade me gana, sin duda.

Riforfo Rex said...

Pues a mí también me gustan las presentadoras de telediarios. Puedes bajar el sonido y entretenermi mirándoles el cuello, cómo gesticulan, las orejitas con ese mechón suelto que les cae graciosamente.
Con lo del botón a la altura del pecho, ese que se agarra con ferocidad al ojal de enfrente para contener toda esa catarata de carne que desborda...

conde-duque said...

Lo has clavado, Riforfo: ese botón que se agarra con ferocidad al ojal de enfrente para contener toda esa catarata de carne que desborda...

Mirando un poco YouTube ves que la gente está muy mal. Pongo algunos links:
http://detodounpoco-bloggero.blogspot.com/2008/08/las-presentadoras-de-telediario-ms.html
http://es.youtube.com/watch?v=6FQKxItanXE&feature=related
Estas son graciosas:
-Presentadora pedorra:
http://es.youtube.com/watch?v=kTGHQtopqA8&feature=related
-Presentadora borracha:
http://es.youtube.com/watch?v=HzU0gUxWW3c&feature=related
-¡Qué asco! Una presentadora vomita en directo:
http://es.youtube.com/watch?v=-q_H1LHVkRQ&feature=related

elchicoquequeriaserbreteastonellis said...

La del fin de semana del Telediario -una rubia con voz muy grave, absolutamente espectacular y sobria-. Mi gustar. Abrazos!

Bárbara said...

No sé si serán equiparables los gustos femeninos a los masculinos pero a mí me ponen los hombres que tienen algo perverso, (el doctor House),o algo raro (Sean Penn) o simplemente algo (Alberto San Juan)

miguel baquero said...

A mí sí me gusta Carla Bruni. Mucho, además.

conde-duque said...

Sí, Guille, a mí también me mola.

¿Alberto San Juan? En fin, tú misma.

Baquero, no sé que tiene la Bruni que me cae fatal. Es una sosa, de cara insustancial, hasta me parece fea (como esas que se estiran la piel mil veces y parecen de plástico). No canta mal, pero ese rollo remilgada-cursi-pedante-calentorra me parece lo peor. Demasiado francesa (pese a su origen). Una pedorra, vamos.

Bárbara said...

Sí, conde, el requeteguapo Alberto San Juan. ¿hay algún dato que desconozco que lo incapacite como fantasía sexual?

desconvencida said...

jaja, conde-duque, tus fetichismos son de lo más sanos...

Como siempre esa reconocida pasión hacia Ingrid Bergman. Bellísima...