Thursday, August 19, 2010

Interludio rías baixas: cousas do verán

Cuando no tienes Internet es cuando te das cuenta, más que del tremendo vicio, de la necesidad imperiosa de este maldito invento, coño. Siempre hay algún mensaje esperando respuesta en el correo. Se me ocurren más posts estos días que en todo el año entero, pero no los apunto y al final acabo viniendo al cíber a desovar esta colección de tonterías. Cruzo el paseo marítimo como el salmón río arriba.
Este cíber lo frecuentan, principalmente, niñas abducidas por el Facebook. Tía, ¿has visto la foto de la Mery?, se escucha entre chasquidos de chicle.
*****
Prejuicios absurdos pero inevitables. Me cae mal la gente que se pone demasiado morena. Esos que andan por el mundo renegridos, como si les hubiesen dado una pátina de cómic. No sé por qué, me los imagino de poca inteligencia. No puedo evitar pensar que son cortos. Veo a uno de esos seres con roña y automáticamente pienso: “mira qué tío más tonto”.
*****
El Cunqueiro de no-ficción (si esa etiqueta es posible en el caso de nuestro Borges gallego) no deja de maravillarme. Estoy leyendo ahora el volumen 4 de las obras completas publicadas por Galaxia. Se trata de artículos y ensayos breves sobre literatura. Habla Cunqueiro de Georg Trakl, de Celan, de Roussel, de Cummings, de O’Casey, de su amado Villon, etc. El ensayo que dedica a la figura de Shakespeare (“Las mil caras de Shakespeare”) debería figurar en cualquier antología de la mejor crítica literaria.
*****
El significado es el uso en determinado contexto (2º Wittgenstein).
Qué rica está, a eso de las 14.35 horas, cuando tienes un hambre canina, esa última patata mustia, requemada, marroncilla, diminuta y con reborde como de uña sucia, ese resto triste de patata solitaria que ha quedado desechada en el plato tras haber sido despreciada por todos los contendientes en el chiringuito.
*****
El fichaje de Ozil es una de las mejores noticias de los últimos años para el Real Madrid. Cuando lo vi jugar en el Mundial me quedé alucinado. No sabía quién era. Desde que se retiró Zidane no había visto nada parecido (ojo, no digo que esté a la misma altura, que es imposible).
*****
Al igual que en los últimos veranos, ya estoy empezando a tomar aspecto de oso panda al revés.

3 comments:

Anonymous said...

Hi, rebzya, this my first post cvxcbxvcbed ffqzk
[url=http://transworld.net/author/codeine/]buy codeine[/url]
http://transworld.net/author/codeine/

perplejo said...

Quería decir dos cosas:

1) Estoy completamente de acuerdo con el comentario anterior.

2) Me gustan estos aperitivos que ofrece, así, pequeñitos, sabrosos. Sobre todo la patatita ennegrecida en su contexto apropiado. Es que Wittgenstein decía que el lenguaje era un juego ¡pero con las cosas de comer no se juega!

Sir John More said...

Je, je... mi antimadridismo (empeorado si cabe por mi profundo y emocionado antimouriñismo) es lo único que me impide dar un aplauso completo a este conjunto de perlas. El pobre de Ozil no sabe dónde se metió... Lo de la gente excesivamente morena: sí, sí, suscrito hasta la última letra. Abrazos.