Saturday, July 21, 2007

Un memis de esos

Me pide Juanjo de Efímera.org (blog elegante donde los haya) que os cuente 8 cosas que previsiblemente no sepáis de mí. Pues, a ver, a bote pronto se me ocurren estas tonterías:
1. De pequeño odiaba ir a mis fiestas de cumpleaños.
2. Cuando tenía dos años se me cayó una mesa plegable en la cabeza, y de recuerdo tengo una pequeña cicatriz en la sien derecha.
3. Me dan mucha tristeza los locos.
4. En la casa de Beethoven, en Bonn, con 19 años, casi me mareo del hambre que tenía (los más peliculeros dirían que tuve una experiencia mística, pero no: era simple debilidad).
5. En verano me alimentaría sólo a base de gazpacho y melón con jamón.
6. Ayer fui por primera vez en mi vida a la ópera, al Teatro Real (vimos Madame Butterfly).
7. Mi tercer apellido es Feijoo (todo apunta a que tengo algo que ver con el famoso cura ilustrado y antisupersticioso del Teatro Crítico Universal, pero no lo sabemos seguro).
8. En un folio guardo una escueta dedicatoria firmada por el gran Zinedine Zidane.
Le paso la bola a Lene, Lara y Narrow (si les apetece, claro).

10 comments:

Lara said...

¡¡Esto no sé si tengo que hacerlo aquí o en mi blog, pero como veo el irresistible 0 comentarios, aquí lo dejo!

A ver.

¿8? ¡Cuántos!

1. Tengo muy mal despertar. No siempre, pero muchas veces.

2. Soy alérgica al tomate crudo desde hace 5 años. No he vuelto a probar el gazpacho. Una condena.

3. Me dan un miedo horrible las arañas. Viviendo en el campo no se me ha quitado la fobia. Ni mucho menos.

4. Aprendí a leer antes de ir al colegio, memorizando una y otra vez el cuento de El patito feo, entre otros, que mis padres tenían que leerme dieciocho millones de veces todos los días dada mi insistencia histérica.

4. Yo misma fui un patito feo hasta los quince años. Luego no es que fuera un cisne, pero al menos empezó a darme igual.

5. Me da una vergüenza horrible, tipo psicótico, hablar en inglés.

6. Llevo cuatro años sin ver la televisión, pero soy conciente de que cuando vuelva a tener una, me tragaré toda la mierda que echen. Por eso no tengo.

7. Soy pésima en geografía. Mi orientación es nula en muchos sentidos.

8. Me he quedado atascada en mi primer intento por escribir una novela que se me está astillando, y he vuelto a mi adorado género del cuento para quitarme las penas. Pero no cejo en mi intento.

conde-duque said...

Buenas, Lara. No me sé las reglas de los memis, pero aquí me parece muy bien. ¡Y si a alguien más le apetece, que lo comparta también!
¡¡¡Cuatro años sin ver la tele y cinco sin tomar gazpacho!!!, qué fuerte, ¿y así se puede vivir? Yo creo que no podría...
Pues por aquí todos pensamos que eres una cisne, o cisna.
Lo importante es que escribas: el qué es lo de menos. Ya te saldrá la novela.
Quizás para las novelas hace falta tener más años, más recuerdos, más experiencia... O no. No sé. A mí tampoco me sale mi best-seller. Lo tengo ahí encallado. Por ahora le dejo el mercado a Harry Potter...

Erasmo said...

Conde, he querido publicar un comentario en A trancas... y no me deja. No sé qué pasa. ¿Cómo nos podemos encontrar en el norte? ¿Quizá a través de Manuel? Ya me dirás. Aunque también podemos hacer una cosa. Yo estoy en Madrid y tú también. Yo la semana que viene podría quedar un día.

Saludos, E.

julionarrow said...

Un comentario me manda hacer Violante-Ernesto, burla burlando vamos empezando:
1. A los 18 años me dejé barba y desde entonces no me la he quitado más que en algunas semanas de los veranos, como ahora. Escribí un cuento donde mi barba se iba de mi cara y se me reía.
2. Llevo desde la EGB sin beber leche, o sea, casi 30 años. Ahí no se incluye la leche merengada, los quemadillos y derivados lácteos.
3. Mi madre pensaba de pequeño que me iba a morir de hambre porque lo vomitaba todo, hasta que me dio chorizo de pamplona y aquí sigo. Me encanta el cerdo y sus amigos, incluyendo los vegetales.
4. El jazz no me gustaba, hasta que empecé a leer a Cortázar. Hoy tengo cientos de cds y me sigue gustando Cortázar.
5. El día que se inventaron las arañas, en vez de dios había un becario al mando.
6. Cuando era adolescente (es decir, el que adolece) me pegué varias horas en El corte inglés para que me firmara autógrafos Pino D'Angio, el de "Qué idea", oí la canción 456 veces y encima no conseguí nada de la chica a la que le di el autógrafo.
7. Durante el curso no tengo tele desde hace 10 años, pero sin radio, especialmente Radio 3, no sabría qué hacer.
8. De pequeño me gustaba presumir de heridas en las rodillas y si alguien tenía más que yo, especialmente un tal Arróniz, me sabía mal.

¿Suficiente?

conde-duque said...

Buenísimo, Narrow. Me ha encantado. El 3 y el 8 son geniales: yo veo ahí el principio de unos relatos muy divertidos...
Te perdonaremos lo de Pino d´Angio (¿esa era la de "qué idea, mala idea..."?, Dios, qué canción más mala), jajaja, todos hemos hecho el imbécil de adolescentes, lo malo es que algunos lo siguen haciendo después...
¡30 años sin beber leche! Y no te imaginaba con barba, mira tú.
Prueba superada. Un abrazo.

conde-duque said...

Hola, Erasmo, a mí esta semana me viene fatal, porque tengo mucho curro y el viernes tempranísimo me voy a Ámsterdam...
Lo mejor será contactar por mail (todos tenemos el mail en "nuestro perfil") y hablar por teléfono cuando ya estemos por allí, creo yo. Con Mabalot y Jabois ya he contactado...
Sí, que se encargue Manuel de la organización del evento, desde su centro de operaciones en la plaza de la Leña. Desde aquí y ahora Jabois queda nombrado concejal de Festejos.
Un saludo.

Lula Fortune said...

A mí también me entristecen los locos y al hablar de ellos, se me viene siempre la imagen de Leopoldo Panero, aunque no sé si me da pena o miedo.
Me han gustado todos los coments, le reconforta a una ver cosas que compartir,aunque sería divertido hacer un Meme sòlo de cosas "inconfesables" como algunas de las que leo aquí.
Un beso a todos/as

desconvencida said...

¿Qué tal fue Madame Butterfly"? Siempre he querido verla en directo..

conde-duque said...

Lula, no tengas miedo de Panero, que es un ser inofensivo: http://conde-duque.blogspot.com/2007/02/de-compras-con-un-poeta-maldito.html

Hola, Descon. Pues me gustó, mira tú, y eso nunca me ha gustado la ópera... Estuvimos en la zona de los pobres (8 euros), unos "pupitres" -tal cual- arriba del todo y a un lado, pero bueno, no era la "visibilidad cero" que me había dicho la taquillera. Sí, me gustó.

Lula Fortune said...

Es un miedo existencial...tiene la mirada más lúcida que he visto y parece que ve cosas que ninguno de nosotros podrá llegar a imaginar.