Tuesday, November 20, 2007

El teatro Marcello

Roma, marzo de 2007.
Si se me permite el sacrilegio, con un poco de "editing" se lee mejor al Ferlosio más proustiano y recovecoso:
"El peregrino conglomerado constructivo en que al cabo de casi dos milenios había llegado a convertirse [...] me producía ya desde niño la más profunda sugestión: sobresaliendo apenas, a flor de superficie, en la enlucida y repintada fachada de un palacio [...], aparecían aquí y allá, gastados, desconchados, renegridos, pero aún en su asiento y disposición original, los romanos sillares del teatro. [...]
Y como roca viva, ciertamente, aparecían las reliquias de enegrecida sillería contra el cobrizo almagre de casas y palacio; naturaleza pretendían fingirse ante los ojos que las contemplaban [...], pues tampoco esa más profunda y acendrada resistencia que la sonda no logra perforar suele ser otra cosa más que ruina fósil de otra cultura más, exteriormente extinta, pero erguida en la sombra todavía."
(Rafael Sánchez Ferlosio, "Teatro Marcello, en la ciudad de Roma")

10 comments:

Xavie said...

¿También te pasa a ti que en Roma te sientes en la verdadera cuna de la civilización?

A mí me encantó que, gracias a mi aspecto (puedo pasar por italiano, por nórdico seguro que no, tengo una cara mediterránea) los camareros intercambiaban miradas de entendimiento conmigo cuando atendían a los gordos norteamericanos en pantalón corto y con gorra que habían ido a Roma a recuperar sus ancestros italianos. Y que comían como animales, todo sea dicho...

En fin, una ciudad para volver siempre.

Entre eso y Ferlosio, me parece que no tengo que decirte que me gusta la entrada.

Un abrazo,

conde-duque said...

Hola, Xavie. Yo de Roma mejor no digo ya nada... Si le das a la etiqueta "Roma" podrás ver algo de lo que opino. Nada de lo que diga tiene sentido. Todo es poco.
Y Ferlosio, sí, muy grande en algunos momentos, aunque también un poco cansino en otros... Si tengo que elegir, me quedo con el Ferlosio más poético de "El geco" (un placer de lectura) y con el kafkiano del "Testimonio de Yarzof" (difícil pero muy intenso).
Un abrazo.

Xavie said...

Ya veo que mi pregunta por Roma era imprudente :-)

He estado revisando tus entradas con la etiqueta Roma y las fotos que has subido me parecen geniales. Yo tengo en mi ordenador muchas muy parecidas. Será que coincidimos en que nos gustan las ciudades decadentes...

Supongo que también te gustará Lisboa, ¿no?

(yo siempre pregunto eso cuando conozco a alguien nuevo, me ayuda a hacerme una idea; si me dicen que es una ciudad sucia y pobre me prevengo)

Un abrazo,

Xavie said...
This comment has been removed by the author.
conde-duque said...

Pues todavía no conozco Lisboa, pero sí, estoy seguro de que me va a encantar. Me gusta ese tipo de ciudades... (Yo tampoco me fío de los que dicen que no les gusta Roma porque está sucia y destartalada. Si se han quedado con esa impresión, es que algo falla en ese espíritu, creo yo.)
De todas formas, como voy a ir a Lisboa a mediados de diciembre, ya os contaré qué me parece.

(Por cierto, en el enlace de la derecha "Mis fotos en Flickr" puedes ver muchas más fotos de Roma)

Reb said...

desde hace un tiempo tengo un viaje pendiente a Roma, espero poder ver esa ciudad recovecosa!!

conde-duque said...

Seguro que te inspiraría para hacer algún cuadro... Ir a Roma es una obligación.

AROA said...

Ir a Roma, a los 15 años, de viaje de fin de curso con 200 adolescentes más... tiene un peligro, no estar mirando precisamente al Arco de Triunfo cuando pasabas por su lado...
Así que tengo también la obligación de regresar.
Aquí, en la risa absoluta, como en Venecia, que ya van tres viajes, y con ella si me he desquitado de mi desinterés por el arte de entonces, he estado otras veces, pero una pequeña huellita de paso dejo hoy.
Un abrazo.

conde-duque said...

Gracias por dejar huella, Aroa. Sí, los viajes adolescentes son más hacia dentro que hacia fuera. En mi colegio había unos viajes "culturales" (de fin de curso) a Tenerife que imagínate lo sustanciosos que eran. El alcohol también es cultura, ¿no? Al final los acabaron prohibiendo.
Por cierto, que supongo que los que llegan nuevos a este blog se preguntarán por qué la Risa Absoluta no tiene ni puta gracia...

memento said...

Bonita foto de bonito lugar. Manda huevos que no he logrado nunca entrar en la iglesia que está a su lado, yendo hacia el barrio judío.
En efecto, de lo peor de Roma es su extrema suciedad. Pero qué se le va a hacer... Nada es perfecto.
Por cierto, ¿piensas ir a la exposición del Canal?

En cianto a Lisboa... conociéndote un poquito (¿se puede conocer a alguien sin conocerle?), te va a encantar!!!