Wednesday, March 12, 2008

Desmontando a Harry

Es mi película preferida de Woody Allen. El personaje de Harry Block es, en mi opinión, el perfecto resumen y quintaesencia de todos los personajes de Allen, que en el fondo son siempre el mismo personaje: el propio Allen autopsicoanalizado. Y la estructura narrativa en este caso es modélica.
Me acuerdo perfectamente de cuando la vi por primera vez. Primera sesión de un día entre semana, cines Conde Duque de Alberto Aguilera.
Lo recuerdo porque es la única vez que he estado solo en el cine. Y cuando digo solo no me refiero a ir sin nadie, sino a que no había nadie más en la sala. Yo solo. Lo juro. No sé ni por qué me la pusieron (pensaba que tenía que haber un quórum mínimo de tres personas o algo así). Allí estaba yo sentadito... y la sala vacía. No entraba nadie. Empezó la peli, el acomodador cerró la puerta... y nadie más entró.
Al principio me sentía raro, porque me daba nosequé reírme... allí... yo solo, sin nadie que me secundase, sin ninguna risa humana alrededor, sólo silencio. No sé, me daba cosa, como si me pareciera de pirado eso de reírse solo. Pero después me olvidé y ya me descojonaba tan tranquilamente. Qué le iba a hacer. Yo y Woody frente a frente.
Esta escena es la que más me gusta. Es realmente antológica. En cualquier selección de la historia de la comedia tendría que figurar entre las primeras, creo yo. Cada vez que la veo es que me parto... Kristie Allie está que se sale (para darle 20 Oscars sólo por estos cinco minutos de obra maestra), y ese Woody Allen con sus excusas, pasotismos y ocurrencias... que sacarían de quicio a cualquiera. Dan ganas de cogerle del cuello y asfixiarle, la verdad. Verdaderamente genial.

Lo siento. No la he encontrado en español.



6 comments:

Portorosa said...

No puedo ver el vídeo, pero supongo que es la escena en la que él le dice que no se infravalore profesionalmente por no haberse dado cuenta de que la engañaba, ¿no?
Es que, estoy de acuerdo, eso es sublime, es genial. Los diálogos de Allen valen ya por decenas de carreras de directores de renombre, para mí; pero es que ése es de los buenos entre los suyos.

Un abrazo, Conde.

desconvencida said...

Es curioso, porque sólo he visto esta película en su estreno (en una sala más llena que la tuya, jaja), pero me acordaba de esta escena, como bien dices Alley está sublime, y es que el personaje/alter ego de Allen es para darle 2 leches bien dadas...

conde-duque said...

Buenas...
Sí, Porto, es esa escena. Si teno tiempo después pongo algunas frases.
Pues to creo que deberías volver a verla, Descon, merece la pena.
Sí, para matarlo. Qué gran personaje...

Miguel Sanfeliu said...

De todas las películas de Woody Allen, yo me quedaría con "Annie Hall", aunque resulte poco original. Y entre las que son más serias, "Delitos y faltas" y otra menos conocida: "Otra mujer".
Pero, en general, admiro todas sus películas. Y esta que comentas también es genial.
Saludos...

Miguel Sanfeliu said...

Al decir "más serias", me refiero a las que son más trágicas o duras, claro. Quiero aclararlo para que no parezca que sus comedias no me parecen serias.

conde-duque said...

"Anie Hall" está muy bien. Y "Hannah y sus hermanas".

Por cierto, ¿qué os parece el último Woddy Allen, el londinense? Yo reconozco que me gusta tanto Londres que sólo ver algunas de sus calles filmadas por Woody Allen me encanta. Técnicamente creo que son muy buenas.
"Match Point" me gusta mucho, pese a sus exageraciones melodramáticas y asesinas. Las otras, bastante menos.