Wednesday, October 04, 2006

Leaving Peter Pan



Apearse de la infancia es el mayor crimen de la vida. Y James M. Barrie se negó a cometerlo. No quiso crecer más.
Si estás atento, por la noche, aún podrás ver su silueta de metro y medio paseando por los jardines de Kensington: lleva sombrero y bastón, camina renqueante, y le acompaña un perro enorme que responde al nombre de Porthos...
Foto: estatua de Peter Pan, verano de 2006. (Según me ha dicho Mr. Google, el verdadero Peter se suicidó tirándose al paso de un tranvía en Sloane Square...)

7 comments:

desconvencida said...

Cuando alguien va a Hyde Park lo primero que hay que hacer es buscar esta estatua, sin duda...

conde-duque said...

A mí la verdad es que no me gusta la estatua, me parece bastante fea, pero ese dia me hizo gracia ver a las dos niñas bajándose de allí. Muy metafórico...

pies diminutos said...

¡Qué importante es guardar un resquicio pequeñito dentro de nosotros de cuando éramos niños! Y poder contar con él cuando la vida se hace demasiado dura o compleja...

marcaliope said...

"Apearse de la infancia es el mayor crimen de la vida."

Pues nuestra sociedad está que no mata desde hace meses...

Alicia Liddell said...

La vida de la familia que inspiró Peter Pan es una verdadera tragedia.

conde-duque said...

Sí, todos se fueron muriendo o suicidando, hasta que se quedó el pobre Barrie solo (supongo que con el perro).

Milagros said...

Hace unos dias estuve viendo la estatua,es mágica, muy especial, y la gente que la tacha de que es fea y que no tiene nada que ver con el Peter Pan de Disney es por que no tiene ni idea.Me transportó a la epoca en que J.Barrie estreno la obra en Londres.Nunca dejeis de soñar por favor!!!