Saturday, December 23, 2006

Platónov y Baudelaire

Llevan la raya del pelo en distinto lado y quizás Baudelaire tiene un gesto más amenazador (de rencoroso cascarrabias), pero ¿a que tienen un aire?
Andréi Platónov (1899-1951)
"Sobre un hilo telegráfico se sienta un pequeño pajarillo que canta orgulloso. A su lado pasan los expresos. En los compartimentos follan los genios de la literatura. Y mientras, el pajarillo canta. Aún no se sabe quién saldrá ganando: los pájaros o los expresos" (De sus cuadernos de notas).
"La muerte. Un cementerio de caídos en la guerra. Se muestra a la vida aquello que tuvo que suceder pero no se produjo: las obras, el trabajo, las hazañas, el amor, todo el cuadro de una vida que no fue, y qué habría sido si ésta se hubiera dado. Se representa lo que se ha matado en realidad, no sólo los cuerpos. El gran cuadro de la vida y de las almas caídas y de sus posibilidades" (Ibídem).
"El abajo firmante reniega de toda su actividad literaria y artística pasada, tanto de la expresada en obras impresas como en las no publicadas. [...] he llegado a la conclusión de que mi labor prosaica, a pesar de sus positivas intenciones subjetivas, es por completo y contrarrevolucionariamente perniciosa para la consciencia de la sociedad proletaria" (De la carta enviada a los periódicos Pravda y Literatúrnaya Gazeta en respuesta a sus críticos).

Charles Baudelaire (1821-1867)

"Estoy absolutamente cansado de la vida de comensal y de inquilino de habitación amueblada de hotel. Eso me mata y me envenena. No sé cómo me he resistido. Estoy cansado de resfriados y migrañas y fiebres, y sobre todo de la necesidad de salir dos veces al día, y de la nieve y el fango y la lluvia. [...] Me falta de todo: muebles, ropa, trajes, incluso cacerolas, colchón. Y mis libros siguen extraviados en los talleres de diversos encuadernadores. Me hace falta de todo, y todo inmediatamente" (De una carta a su madre. París, 20 de diciembre de 1855).

"Siento que estoy en una crisis, en una fase en que debo tomar una gran decisión, hacer justo lo contrario de todo lo que he hecho, es decir, no amar más que la gloria, trabajar sin cesar, incluso sin esperanza de salario, suprimir todo placer y convertirme en eso que se llama una grandeza de alto rango. En fin, intentar hacer una pequeña fortuna. Desprecio a la gente que ama el dinero, pero tengo un miedo horrible a la servidumbre y a la miseria en la vejez" (Ídem. París, 10 de agosto de 1862).

8 comments:

mabalot said...

Cómo se quedaría su madre después de la leer esa carta. Vaya. Es una cara de rencor impresionante, Baudelaire, y se ve el brillo de los ojos encima de esas bolsas ojerosas; parece que está a punto de darle una hostia a alguien.
Los dos tuvieron lo suyo. A Platonov no lo leí. Pero me parece que también le hicieron algunas putadas.

marcaliope said...

Pues yo sólo quiero ser feliz y te deseo lo mismo a ti querido amigo.

Feliz Navidad

conde-duque said...

Sí, Mabalot, Platónov tuvo muchos problemas, entre otros el de libertad de expresión en el paraíso estalinista...

conde-duque said...

Gracias, Mar. Espero que te tengas suerte. Lo de ser feliz es bastante complicado, creo.

Anonymous said...

Me llama siempre mucho la atención la intensidad de la mirada de Baudelaire. Una foto enigmática por lo antigua,entre otras cosas

Anonymous said...

Te has revelado como un total fisionomista, conde-duque...

conde-duque said...

Sí, Detective, parece que Baudelaire nos está mirando de verdad. ¡Qué miedo, esta ahíííí!!!!

conde-duque said...

Lombroso era un antepasado mío, Desconvencida.