Saturday, December 27, 2008

Villancicos yonquis

Mi banda sonora de estas navidades, mientras releo a Stifter, es Amy Winehouse. Suena en mi casa el disco de los villancicos yonquis. Hay que reconocer que entre raya, porro y copa (de ella, no mías) la Winehouse destila una voz muy bonita y sugerente.
Pero no sabe uno qué hacer con esa imagen de chica mala que parece salida de un episodio de Los Picapiedra después de que Pablo Mármol le pegara una paliza...
Definitivamente es mucho mejor escucharla que verla: You know I´m no good, Love is a losing game, Tears dry on their own, Back to Black. Y aquí haciendo de las suyas con el amigo Doherty, otro que tal baila.
Aunque después de ver a Papá Noel asesinando a nueve personas, creo que mis navidades sangrientas no eran para tanto.

6 comments:

Mabalot said...

Supongo que le queda poca cuerda, por eso de la salud y tal, que está muy deteriorada la chica. Pero sí, quitando todo ese rollo torturado de artista autodestructiva y de lo mala que es y lo mucho que se droga y se pelea con su novio, tiene encanto; su voz tiene algo que la emparenta de verdad con algunas intocables del soul y jazz clásicas. Quizá sea esa combinación de falta de sueño, tristeza subterránea y alcohol y cocaína todo junto accionando una voz que llena... o llega.

ANABEL said...

No, no, no, Pablo Mármol, jamás le pegaría a ninguna mujer ¡vayapordioscomoseteocurreeso!.... ¡PABLO MÁRMOL!. Lávae la boca con lo que sea que deban lavárselo los herejes, deja de escuchar a Amy y líate con los Picapiedra.
Besos y feliz año nuevo. MUAC

conde-duque said...

Mabalot, como se suele decir en estos casos para elogiar, canta como una negra.

Jajaja, Anabel, era sólo una hipótesis. De todas formas, un poco rarito sí era el tal Mármol.
A mí la que me ponía (y mucho) era la cuchi-cuchi, qué buena estaba la tía...

Besos y feliz año.

Divina nena said...

Tenemos la misma bso de navidad, porque esta chica tiene lo encantador de su voz de negra, suave, para reir, hacer el amor, conducir, de fondo... y lo transgresor, sucio y feo de su imagen, como la navidad misma.
Besos y feliz entrada de año, que es lo que se suele decir y yo me estoy reformando

Miguel Baquero said...

A mí me encanta Amy y ese punto canalla que tiene en la voz. Seguro que si fuera buena chica no haría esos giros y esos susurros impresionantes. Pero sí, definitivamente es mucho, muchísimo mejor escucharla que verla.

Te deseo feliz salida y entrada. Esa frase siempre me ha encantado.

conde-duque said...

No te reformes, Divina, que nos gustas transgresora. Besos.

Feliz salida y entrada para ti también, Baquero.