Friday, June 12, 2009

El mejor escritor, Pocoyó

Veo I Vitelloni, que desde ya pasa a ser mi película preferida de Fellini. Siempre me ha gustado más el Fellini neorrealista que el barroquista, soñador y excesivo (aunque en esta película también hay algunas escenas "fellinianas"). Efecto colateral: intentaremos que no se nos caiga del altar Calle Mayor, aunque resulta difícil después de haber visto I Vitelloni y Marty, dos películas anteriores a la de Bardem de las que éste parece haber robado ideas, personajes y escenas a mansalva. Ya me pasaba un poco con Muerte de un ciclista, que me encanta pero que a veces parece el resultado de un saqueo (de Hitchcock en adelante).
*****
"¡A mí los que son felices me dan miedo!". La frase me salió del alma, de un alma humedecida en los tintos de verano de la plaza de la Paja, eso sí. Todos se rieron, entre la sorpresa y el escándalo. Yo también me reí, como el ventrílocuo cuyo muñeco ha dicho una inconveniencia necesaria.
Pese a lo que pueda parecer, la idea no es la de un loco peligroso, sino que tiene su perfecta lógica interna, su silogística: la felicidad no existe (esto es una obviedad, una verdad apodíctica, una idea inmediata, clara y distinta, pues la felicidad, para ser tal, tendría que ser absoluta; sólo Dios, si existiere, podría ser feliz, y aun así lo dudo mucho, porque no le veo la emoción a eso de mirarse el algodoncillo del ombligo por los siglos de los siglos amén), el que se cree feliz es que se engaña, el que se engaña es capaz de cualquier cosa, el que es capaz de cualquier cosa es peligroso, ergo... (Mientras lo decía pensaba, sobre todo, en los adeptos de las múltiples sectas existentes, todos ellos felicísimos, con su sonrisa perpetua, que van dejando un rastro infinito de cadáveres a sus espaldas).
*****
Extraña forma de vida: me paso prácticamente el día entero charlando con una señora muerta de Oxford. Y ni siquiera me cae bien.
*****
Gazpacho y melón con jamón. Melón con jamón y gazpacho. Jamón, melón, gazpacho. No se necesita más.
*****
En la Feria del Libro. El mejor escritor, Pocoyó.

5 comments:

José Manuel Benítez Ariza said...

También I Vitelloni es una de mis preferidas de Fellini. Qué impresentables. Y qué reales, al mismo tiempo, los personajes. Y qué mirada la del director.

Mabalot said...

Sí, de acuerdo. De Fellini es lo más atractivo, esa etapa y esa película. Aunque hace tiempo que la vi. Creo recordar una escena en la que uno discute con su novia y entre lloros se come un bistec o va a comérselo... no me acuerdo exactamente, pero eso de sacar la comida y el apetito en un momento así me pareció grandioso. O quizá lo distorsiono.

Y también de acuerdo en esa frase... feliz. Sí, gente para desconfiar, aunque yo creo que mejor no explicarla.

Cuéntanos algo más de la feria del libro, para los de la periferia.

conde-duque said...

Pues de la Feria, como no vaya mañana, que es el último día, poco puedo contar.
Fui un día fugazmente, a la presentación de un libro, donde coincidí con Luz Tenue. Y en la caseta de Valdemar me compré el inquilino de Topor.
Y el jueves (aquí en Madrid era fiesta) pasamos un rato por allí y hacía tanto calor y había tanta gente que nos fuimos pitando a tomarnos una caña a la sombra. Sólo me compre un anagrama de bolsillo: "El placer del viajero", de Ian McEwan, que ya me leí hace años de la biblioteca. Para mi colección de libros de Venecia.
Si no vas entre semana, aquello puede ser un infierno. Las firmas de escritores son en fin de semana y la feria se llena de curiosos. Este año me voy sin ninguna firma, y el año pasado no estuve ningún día porque estábamos en Nueva York. Así que, salvo caso extraño, a mí esta feria no me dice mucho. Prefiero la de Recoletos.
De todas formas, ya digo: el mejor escritor que vi fue un enorme POCOYO que iba saludando a los niños...

narrow said...

Por cierto, aunque no tenga nada que vewr, si miras el blog de fran de la costa brava, avisa dela inminente salida del cd homenaje a Sergio, que estará en todos sitios. Saludos (en Tarragoname cae el sudor sobre el teclado y no veo!!)

Portorosa said...

Como todo, depende de la definición, del concepto que tengamos.

Un abrazo.