Tuesday, September 19, 2006

Hambre, de Knut Hamsun


No hay adjetivos para describir el estilo del escritor noruego Knut Hamsun (1859-1952). Hay algo de inefable en su escritura que lo diferencia del resto.
Su finura psicológica, su profundidad filosófica, su mirada sostenida sobre el instante, su capacidad para describir el entorno social y para transmitir la fuerza y la belleza del paisaje natural lo convierten en un escritor imprescindible para cualquiera que quiera aprender a escribir.
En 1890 publicó Hambre, una novela absorbente, profunda, maravillosa, inagotable. En ella da rienda suelta a los sentimientos y pensamientos de un escritor maníaco-depresivo (y esquizofrénico, para más inri) inmerso en la pobreza, el hambre y la exclusión, envueltos en la ironía de algunas situaciones surrealistas. Seguramente Knut Hamsun plasmó en estas páginas algunas de las penurias que sufrió en su juventud, cuando viajó a Estados Unidos y se vio obligado a ejercer los más variados oficios para sobrevivir: jornalero, ayudante de tienda, cobrador del tranvía, conferenciante... Premio Nobel de Literatura, su filiación nazi lo condenó al ostracismo en sus últimos años.
Hambre: lo mejor de Nietzsche y Freud llevado a la literatura.

5 comments:

desconvencida said...

Por lo que dices es un poco angustiosa,¿no? En cualquier caso interesante...

¿En qué consintió su pasado nazi? Me ha recordado a lo que ha pasado ahora con Günter Grass...

conde-duque said...

No, no es tan angustiosa como parece, a lo mejor me he pasado (lo de esquizofrénico y maníaco-depresivo es cosa mía, no viene en la novela). Tiene situaciones muy divertidas.
Cuando los nazis invadieron Noruega se pronunció a favor de Hitler. Al terminar la II Guerra Mundial le hicieron pagar una indemnización que le arruinó totalmente. Lo aislaron socialmente, como a un apestado. Creo que lo metieron en un hospital psiquiátrico o en la cárcel, pero no estoy seguro. En su último libro relata lo sucedido: "Por los viejos caminos".

Joaquín said...

Gracias por darlo a conocer.
Saludos.

fenixcaliope said...

Me has convencido: me lo compro. Y será emocionante contemplar el libro entre mis manos: todos los momentos que me aguarden a partir de ahora, leyéndote (diré entre mí)serán por haber descubierto aquel blog...

conde-duque said...

Joder, qué responsabilidad...