Sunday, September 24, 2006

Un cuadro abstracto


La mejor pintura abstracta no está entre los límites de un marco o de un museo, sino ahí fuera, esperando los ojos que la descubran, en mitad de cualquier esquina. En estos casos el paso del tiempo (con su lluvia, su viento, su rutina...) es el mejor artista posible.
Si os fijáis un poco, veréis que el mundo está lleno de cuadros abstractos.
Foto: diciembre de 2005, un muro de la colina del Aventino, en Roma, entre iglesias medievales y vistas trasteverinas.

4 comments:

desconvencida said...

Te estreno el blog, bufalino ;)

Muy buena tu observación (y la foto, qué color), a finales de Noviembre iré a Roma, a ver si para entonces esta "pintura" ha cambiado :)

fenixcaliope said...

¿Te imaginas poder fotografiar los pensamientos del mismo modo?

conde-duque said...

De eso se trata, precisamente. Pero, en este caso... Es que Roma está más allá de cualquier imagen, de cualquier idea, de cualquier sentimiento. ¡¡¡Roma lo es todo, todo junto!!! Tendría que quedarme allí para empezar a entender algo.
En fin, no sé ni lo que digo cuando hablo de Roma...

Arare_ said...

Roma está por encima del bien y del mal? (buf, a lo mejor me estoy pasando)
Saludos desde mi mar