Friday, June 29, 2007

Arte verdadero

Hay estos días una discusión muy interesante en nuestro Café de Pombo a propósito del realismo: que si el realismo es esto, que si el realismo es esto otro, que si tal obra es o no realista...
Como cuando estudié Teoría de la Literatura acabé bastante cansado de preceptos estéticos, corrientes literarias y nomenclaturas varias, la verdad es que me da muchísima pereza polemizar sobre estas cosas. Prefiero poner ejemplos concretos de obras con las que disfruto que teorizar en abstracto.
Supongo que todas esas obras que me gustan tienen algo en común, aunque no sepa muy bien qué. En cualquier caso, para evitar malentendidos (el término "realismo" está tan manoseado que ya es imposible hacer uso de él y que todos nos entendamos), creo que se podría hablar de literatura verdadera y de arte verdadero, que ofrece una mirada sincera sobre el mundo, que transmite verdad, vida, emoción, fuerza..., algo que late en sí mismo y que nos hace latir, que respira por sí solo y respira en nosotros, como en una fusión -viva, insisto- de realidad e inteligencia; en fin, la vida. Con esto no aporto ni aclaro nada del debate, ya lo sé. Espero que me perdonéis la indolencia.
Aquí tenéis un ejemplo: el documental Berlín, sinfonía de una gran ciudad, de Walter Ruttman. La obra que más me hubiese gustado hacer:

7 comments:

Mabalot said...

Sí, realismo está tan manoseado. Se hace difícil entenderse, no entre nosotros que sabemos de qué hablamos, sino de terceras personas que piensan en otra cosa cuando uno dice realismo. Es lógico.

Ahora no tengo tiempo, pero lo veo mañana, otra vez, que ya la vi. Excelente elección, como siempre.

Portorosa said...

No he podido ver el vídeo, desde donde estoy.

Como tú bien sabes, Conde, y me recordaste hace poco, si cuando hablamos no nos estamos refiriendo, con una palabra, a los mismos conceptos, está asegurado el desacuerdo (o el acuerdo equívoco).
Estoy convencido de compartir, en general, vuestros gustos literarios, poco más o menos. Y creo que nuestra discusión se debe más que nada a que hablamos de cosas diferentes. Porque por esto...

que ofrece una mirada sincera sobre el mundo, que transmite verdad, vida, emoción, fuerza..., algo que late en sí mismo y que nos hace latir, que respira por sí solo y respira en nosotros, como en una fusión -viva, insisto- de realidad e inteligencia; en fin, la vida.

... yo no entiendo Realismo. Yo por eso (matices aparte) entendería buena literatura.

Un abrazo.

conde-duque said...

Porto, ahí ha estado el problema, creo yo: en centrar la discusión en el término "realismo".
Un abrazo. Sigo el debate en el otro blog, que es su lugar natural.

atikus said...

Bueno, lo que si se es que me he divertido un montón viendo el vídeo, a la gente esquivando los tranvías, los hombres publicidad, la pinta de la gente, el coche fúnebre, etc..eso si una pena lo que hacen las guerras, con lo bonito que debía ser el Berlín de esa época; bueno ahora esta muy bien pero no es lo mismo.

conde-duque said...

Por cierto, Atikus, que se me olvidó decir que éste sólo es un trozo del documental. Si buscáis en YouTube "Walter Ruttman" podréis ver las demás partes...
Tengo muchas ganas de conocer Berlín. Todavía no he estado.

MK said...

Siempre he pensado que Realismo va parejo a imágen en blanco y negro.
Quizás en literatura también sería deseable esa sobriedad .Escribir en blanco y negro.

Portorosa said...

Salvo tintas raras, siempre se escribe en blanco y negro...

:)