Sunday, June 03, 2007

La teoría del pack

Si Mabalot nos contaba el otro día su teoría del tocho, ahora os cuento yo mi teoría del pack.
Allá va: si pudiese, me gustaría publicar libros en packs, reuniendo obras de distintos autores -y, por qué no, de distintos géneros- sobre un mismo tema, o con un peculiar "aire de familia" (Wittgenstein), o entre los que yo viese pasadizos secretos que los nutren y los complementan. Libros mellizos o siameses, que se leen mejor a la vez, que en una lectura compartida adquieren un significado distinto, quizá más pleno. De hecho, a veces yo leo los libros así, de esta manera, en paquete.
Por ejemplo, últimamente estoy alternando los escritos sobre París de Baroja, Azorín y Pla. Ahí los tengo, sobre la mesa, juntitos, abiertos a boleo como para echar a volar o sellados con el marcapáginas que les separa los dientes. Donde termina una calle en uno, empieza la siguiente en el otro, y los personajes se cruzan por el parque de Luxemburgo, se saludan con la mano y vuelven siempre a su pensión de mala muerte a sobar. Mundos complementarios, más que intercambiables. Suma de perspectivas que dibujan el contorno de la mónada (Leibniz/Ortega) y hacen encajar las piezas del puzzle.
Otro ejemplo (más discutible, si cabe): los voluminosos tomos de las memorias de Baroja tendrían que publicarse, necesariamente, con una addenda refutativa: la biografía que escribió sobre él -o contra él- Eduardo Gil Bera. Yo los leo así, compaginando pasajes de uno y otro, y los disfruto mucho, la verdad.
Cuando llegue ese socio capitalista que esté dispuesto a tirar su dinero por la ventana, me pondré manos a la obra. La editorial no tendría mucho éxito, seguramente, pero mi vida sería mucho más placentera. Imaginaos qué buen trabajo: pensar qué libros encajan con cuáles, y unirlos para siempre en una colección inédita.
La mayor pega que le veo a esta teoría de los packs es que los libros nos echarían definitivamente de nuestras casas, esos zulos de 30 metros cuadrados que la ministra del ramo se empeña en llamar hogar.
PD: Una duda: Cuando se muere una monja de clausura, ¿sacan el cadáver por la puerta de atrás?
(Pensado esta mañana, a las 12:37, en la calle San Bernardo)

7 comments:

Mabalot said...

Dj de la literatura. ¿Quieres decir que en un mismo tomo irían varios libros enteros relacionados por algo o que harías un libro con partes de distintos libros?

Tu teoría del pack puede desembocar en la teoría del tocho; por cierto, la frikipedia (una wikipedia de frikis...) define "tocho" de la siguiente manera; "La forma que tienen los retrasados mentales de escribir." No se andan con vueltas; eso es tener las ideas claras.

conde-duque said...

Pensaba en libros enteros, para no mediatizar demasiado al lector.
Lo otro sería todavía más divertido y podría dar buenos resultados, pero ¿a quién podría interesarle mi selección?

atikus said...

Bueno para no tener que salir de casa igual podrías editarlos como audio libros...bueno es que uno es un vago de solemnidad jeje...y además no tengo un palacio :)

desconvencida said...

Me gusta la idea del pack de libros...

En cuanto a lo de las monjas de clausura me temo que no puedo servirte de ayuda :D

julionarrow said...

El cadáver de una monja de clausura lo sacan unos ciegos, se me ocurre.
narrow

memento said...

Qué pena que no me sobre el dinero. Si no, no me importaría invertir en propuestas como esta.

marcaliope said...

Los humanos también nos reunimos en packs...¿será para entendernos algo mejor?