Monday, December 31, 2007

Nochevieja o el eterno retorno de lo mismo

Uvas, campanadas, fuegos artificiales, confetti, champán...
Fantasmas de un pasado idéntico (no menos idéntico que el futuro), aprendices de cadáveres simulando una borrachera de alegría, celebrando -supongo- que aún estamos aquí, que no nos hemos ido, que no han dicho nuestro nombre en la sala de espera.
Sólo eso. Lo mires como lo mires, es absurdo... extraño... irreal.

7 comments:

Jorge Ordaz said...

A pesar de todo, ¡feliz 2008!

conde-duque said...

Eso por supueso, don Jorge. ¡Feliz 2008!

Rrose said...

!Un abrazo bloguero y Feliz Año 2008, Señor Conde!

(han quedado muy bien esas especie de vistas estereoscópicas repetidas)

NáN said...

Pero seguimos esperando ese tranvía, que parece que no llegará nunca.

conde-duque said...

Deja, deja, mejor que no llegue...
Feliz Año, rrose, Nán.

desconvencida said...

Feliz año, Conde-Duque, besos desde Pamplona!

narrow said...

Los ritos anuales, andagainandagainandagainandagainandagain...
Salud.