Thursday, May 22, 2008

El Bremen

Hojeo el regalazo que me han hecho los amigos del Bremen: un libro con todos los relatos que hemos ido escribiendo desde octubre hasta ahora. El resultado es impresionante: doscientas y pico páginas de buena literatura, con momentos geniales. David, el editor, se lo ha currado.
Ayer fue una noche muy emocionante -y emocionada- en la cueva. Supongo que mi despedida era más bien un hasta luego.

5 comments:

en tierra de nadie said...

Si, fue especial. A mi también me dejó "tocada", acabo de colgar un post con mis impresiones.

un beso

david said...

Sí, era un Hasta Luego, por la cuenta que te trae.

No nos obligues a ir a sacarte del lecho conyugal y dejarte atado y amordazado en el sótano, entre el esqueleto y la guitarra sin cuerdas, ¿eh?

Kika... said...

Digo lo mismo que David. Y tú estuviste sembrado...

muchos besos y mucha magia, Conde-Duque, rey de los bohemios...
K

Magapola said...

¡Por supuesto que un hasta luego!

aroa said...

sí, conde duquito...

mira que te voy a extrañar...
aunque sean sólo un par de cuevas, o tres o cuatro (más sesiones no eh?), faltará vicentito, el mundo tomado por las patatas y la niña de la mercromina en las rodillas andará más triste y tantos otros

un abrazo de
la fan del fan