Monday, May 05, 2008

La primera nieve

"En Moscú todo tenía aspecto invernal. En casa encendían las estufas, y por las mañanas, cuando los niños se preparaban para ir a la escuela y desayunaban, en la calle era oscuro, y la niñera prendía por un rato la luz. Ya habían empezado las heladas. Cuando cae la primera nieve, el primer día en que se toma el trineo, es agradable ver la tierra blanca, los tejados blancos, se respira con ligereza y a placer, y con este tiempo vienen a la memoria los años jóvenes. Los viejos tilos y abedules, blancos por la escarcha, tienen un aire bondadoso y llegan más al corazón que los cipreses y las palmeras; junto a ellos ya no apetece pensar en las montañas y el mar".
(Anton Chéjov, "La dama del perrito")

12 comments:

Divina nena said...

Es hermoso este fragmento que has escogido, aunque supongo que esta hermosa descripción de una mañana fría de Moscú a tempranas horas,solo la puede hacer alguien como Chéjov, yo que nací en una isla y soy amante del calor, la noto fría a pesar de la dulzura de las palabras. Y eso que como una vez comenté la caida de la nieve sobre uno mismo es algo verdaremente poético, claro que de la nieve que yo hablo es la de Sierra Nevada :-D

Muy refrescante tu texto, para los días que se avecinan en mi pequeña ciudad...

Besos de calor

conde-duque said...

Sigue el misterio... ¿De qué isla serás? De las Malvinas no creo. El tango me ha despistado.
Tu ciudad está llena de flores y de patios. Por cierto, la Semana de los Patios estará al caer, ¿no?
Besos.

Mar Calíope said...

Sí..., las canas también dan un aire bondadoso (menos a las brujas:))

Divina nena said...

Andate con cuidado con el tango, puede enredarte...de cualquier Isla, bueno,en la mía todo el año hace buen tiempo, hay arena dorada...y si, la semana de los patios está a punto de dar comienzo, mientras tanto fino a degustar esta semana...

Mar, me gusta eso que dices de las canas, aunque acabemos tiñéndolas, pero las brujas a veces son buenas ¿no te parece?

AROA said...

me han entrado unas ganas grandes de releer ese cuento...

narrow said...

Chéjov, qué grande, Esto del "menos es más" cada vez me gusta más.
Saludos

princesa del vértigo said...

Los cuentos de Chéjov dejan una vaga sensación de tristeza y a la vez de una especie de rara felicidad difícil de explicar con palabras.

Su obra está instalada en mi mesilla de noche de forma permanente, fue un regalo muy esperado y plenamente disfrutado.

Un abrazo

rubén said...

Limpia prosa. Y Pushkin, Turgenev...

narrow said...

Por cierto, con lo del cambio de diseño te has cargado el enlace de David Vela, que ha sacado otro libro de greguerías ilustradas precioso.
Salud.

conde-duque said...

Ahora mismo lo vuelvo a poner... Es que se me borraron todos.

Capri c'est fini said...

Qué frío da sólo leer esa descripción. Es mi primera visita y me está gustando lo que veo... sigo cotilleando un poco. Un saludo.

conde-duque said...

Bienvenido, Capri. Adelante, puedes cotillear todo lo que quieras.