Monday, January 28, 2008

Accattone

El Accattone de la película siempre me pareció un ser tan desgraciado como desagradable.

Por eso cuando este verano vi a su doble sentado en la Fontana de Trevi, con ese rostro igualmente marcado por la desidia y el sufrimiento, pensé que algunas invenciones siniestras de Pasolini seguían siendo verdad. Continuaban con vida.

Y recordé aquellas dos escenas tremendas: su muerte y el sueño de su muerte.

1 comment:

Bárbara said...

Hola...aún no he visto Accatone ..la tengo pendiente...
He visto que has visitado mi blog buscando Coppedé...no tengo muchas fotos..lo lamento..las que tengo además las puedes encontrar en internet..había una página repleta de ellas...
Yo también soy una enamorada de Roma.
Qué haces tú por allí?
Conoces la Garbatella? Si no ha ido, te recomiendo una visita.
Felicidades por tu blog..
uN SALUDO
Mercedes