Tuesday, November 14, 2006

Tres personajes

Hay personajes que son más personajes que otros. Éstos son tres de mis favoritos:

Longfellow Deeds (Gary Cooper): es un ejemplo perfecto de alma cándida pero inteligente. Bueno, inocente y honrado, toca el trombón en la banda de música de su pequeño pueblo, Mandrake Falls, hasta que se muere un tío suyo, al que apenas conocía, que le deja una herencia multimillonaria. Tiene que trasladarse a la gran ciudad y allí se abalanzarán sobre él, como carroñeros, especímenes de la peor calaña: abogados, periodistas, timadores... Su nobleza resulta subversiva. Eso sí: si alguien le saca de quicio, no duda en meterle un buen gancho de derecha a la mandíbula. (De pequeños, mi hermano y yo -que hemos visto esta película miles de veces- nos sabíamos de memoria las frases del juicio y las decíamos al mismo tiempo que los actores. Para mi gusto, es la mejor película de Frank Capra: se titula Mr Deeds goes to town)

El gran Lebowksi (Jeff Bridges): también conocido como El Nota, o, en su defecto, Noti, Il Notarino, Su Notísima... Es un hippie trasnochado y de buen corazón. Fuma porros, viste con pantalones cortos, camiseta guarra, bata y sandalias, su bebida preferida es el ruso blanco y participa en un campeonato de bolos con un grupete de amigos (mención especial merece el paranoico ex combatiente de Vietnam). El despiste de Lebowski es proverbial: sin comerlo ni beberlo, se ve envuelto en una extraña trama de secuestros y maletines de dinero por culpa de una banda de nihilistas de la Alemania Oriental... (No es la mejor peli de los hermanos Coen, ni mucho menos, pero sólo por este personaje merece la pena verla)


Melvin Udall (Jack Nicholson): es un escritor de novelas románticas de gran éxito -tipo Corín Tellado-, toca el piano en sus ratos libres y sufre de neurosis obsesiva. Su número de manías se aproxima al ocho tumbado (esto es, más menos infinito): cerrar y abrir la cerradura de la puerta equis veces seguidas, encender y apagar las luces otras tantas, caminar por la acera sin pisar las rayas, lavarse las manos con agua hirviendo y con un jabón nuevo cada vez, comer siempre en el mismo sitio a la misma hora, etc. Vamos, que tiene más manías que todos los personajes de Woody Allen juntos, que ya es decir. Algunas de sus frases son memorables: "¡Ayuda, estúpidos devoradores de donuts!", "Me restriega los bajos la gente que habla con metáforas", "Carol, la camarera; Simon, el marica"... (As good as it gets, sin duda una de las mejores comedias de los últimos años)

5 comments:

Anonymous said...

No he visto la peli de Capra! y seguro que me va a encantar, así que me la apunto... y van ya...

Me encanta "El gran Lebowsky", la primera vez que la vi me chocó bastante pero hay que reconocer que es divertidísima, varios personajes... después de Jeff Bridges me quedo con John Turturro haciendo de jugador de bolos cubanos, cada vez que le veo me entra un ataque de risa incontenible, no puedo... le dediqué a esa escena un post en el blog, creo recordar...

Por último Jack Nicholson... me encanta como actor, pero en esta película me puso realmente nerviosa, y me pasa siempre que la veo, arrghhh... insoportable.

conde-duque said...

¿No te gusta? Pues a mí me encanta; como personaje, claro (en la vida real nadie puede aguantar a un tarado así). Se trata precisamente de eso: que resulte insoportable... Es graciosísimo.

Anonymous said...

Supongo que es eso, que me pone muy nerviosa el personaje...

marcaliope said...

( estuve enamorada de Gary Cooper, pero es top secret;))

JLP said...

Se te olvidó la mejor. Cuando Melvin está todo abatido en la barra de un bar, después de que la chica se ha enfadado con él, con el típico camarero paciente escuchándole, y suelta: "¿Pero qué hago yo aquí hablando con un imbécil que se dedica a vender la última droga legal?".