Friday, November 17, 2006

Un día perfecto para el pez plátano

Florida, EE.UU., un hotel lleno de agentes de publicidad neoyorkinos. Muriel, la chica del 507, hojea una revista femenina y se aplica esmalte de uñas mientras espera la llamada de su madre. En la orilla de la playa, su marido -un ex combatiente de la II Guerra Mundial llamado Seymour Glass, presunto trastornado y pederasta- charla animadamente con una niña rubia de Connecticut. Al rato vuelve a la habitación, se sienta en la cama y se pega un tiro en la sien.


Un argumento simple pero inolvidable. Un famoso cuento de J. D. Salinger que te deja con una sensación rara. Da que pensar...

8 comments:

Anonymous said...

Hace tiempo que lo tengo fichado, pero confieso que aúno no lo he leído...

J.D. Salinger es uno de esos escritores misteriosos, de los que poco se sabe...

conde said...

Pues te animo a hacerlo, porque no se tarda mucho en leer las obras completas de Salinger... Merece la pena el esfuerzo (y el gasto).

Roma said...

De Salinger sólo he leído El guardian entre el centeno, y lo he leído tres veces por lo menos. Voy a aprovechar que haces este comentario para leer el relato, lo he encontrado aquí http://www.enfocarte.com/4.24/cuento3.html

El título no pasa desapercibido. Qué curioso que hayas encontrado una imagen de un pez plátano.

conde said...

Es uno de los mejores títulos que conozco. El relato lo podéis encontrar en muchas páginas web. Por cierto, leyendo ahora algunas interpretaciones, he visto que nadie dice que el protagonista sea pederasta, ni le dan un sentido sexual al título...
Se supone que es alguien que ha visto muchos horrores en la guerra y ya no puede encajar en la normalidad "adulta"; ve el mundo con los ojos de un niño...

Princess said...

Me gusta mucho la foto, qué bien que la hayas encontrado!

la luz tenue said...

Dicen que es uno de los mejores cuentos escritos en el siglo XX. Por algo en los talleres literarios lo utilizan como ejemplo de cuento perfecto.
Merece la pena leer a Salinger.
Enhorabuena por el blog.

conde-duque said...

Gracias y bienvenido/a, don/doña Luz. Espero que siga viniendo por aquí.

conde-duque said...

Casi fijo que es don Luz Tenue...